CHANCHA VÍA CIRCUITO

Desde 2005, el productor argentino Pedro Canale ha moldeado con la paciencia y dedicación meticulosa de un artesano a Chancha Vía Circuito, el proyecto musical que le permitió recorrer el planeta y le imprimió su propio sello a lo que hoy se conoce como electrónica latinoamericana.

Raigambre, misticismo, naturaleza y sonidos electrónicos de avanzada habitan en sus músicas. En sus comienzos retomó la senda de su maestro Marcelo Fabián explorando la cumbia digital. Pero a medida que pasó el tiempo y el compositor comenzó a viajar por Latinoamérica, sumó sonoridades acústicas y paisaje. El abanico estilístico se expandió notablemente logrando inauditas combinaciones donde se procesan folklore argentino (La Pampa y Los Andes), sonidero mexicano, algunos ritmos del Brasil, arpas paraguayas y grabaciones de campo de la selva ecuatoriana, en un cuadro general donde la cumbia entrelaza los paisajes.

Su fórmula seductora y pegadiza lo transformó en un referente notable para una nueva generación de artistas que hoy llevan su gen. Los tres discos de estudio, los remixes y EPs de Chancha Vía Circuito están editados en Argentina, Estados Unidos, Europa y Japón por sellos como ZZK Records y Crammed Disc. La proyección internacional de Chancha Vía Circuito trascendió el territorio latinoamericano y hoy en día es un número buscado por los principales festivales de Europa y Estados Unidos. MUTEK (Montreal y Argentina), Roskilde, Vive Latino, son algunos ejemplos.

En vivo, Pedro se presenta acompañado por Heidi Lewandowski (Kaleema) y Federico Estévez. El público masivo tal vez haya conocido el sonido de Chancha gracias a uno de los hitos de su trayectoria: el magnífico remix de “Quimey Neuquén” de José Larralde (editado en su disco Río Arriba) fue seleccionado durante 2013 como banda sonora de la serie norteamericana Breaking Bad. Los memoriosos recordarán a Walter White enterrando sus millones en el desierto, bajo el sol de los arenales, atrapado en el manso y amplio groove de Chancha Vía Circuito.

Actualmente, el productor está dedicado a terminar su cuarto disco que verá la luz en marzo de 2018. Y paralelamente está realizando “Pino Europeo” (polcas, electrónica y dub), un proyecto de intercambio/ colaboración con el célebre acordeonista misionero Chango Spasiuk.